Luna El misterio de Calenda

Macarena García: “Leyendo los guiones de ‘Luna’ se me saltaban las lágrimas”


Con motivo de la recta final de “Luna, el misterio de Calenda”, FormulaTV ha entrevistado a Macarena García para conocer el balance que da la intérprete a esta ronda de capítulos, el progreso que ha tenido su personaje, Vera, en esta temporada frente a la primera. También ha querido dar detalles sobre las tramas que concierne a su personaje como su apasionada historia de amor con Nacho (Fran Perea) y la reacción de Vera al descubrir el misterio que rodea a Calenda.

¿Cómo afrontas la segunda temporada de “Luna, el misterio de Calenda”?

La he cogido con muchas ganas. En la primera tenía un poco de miedo porque siempre que se empieza cualquier proyecto se pasa miedo por las inseguridades y, yo al menos, pienso ‘me van a echar, me van a echar’ [Risas]. Pero ha sido increíble, ha habido muchos compañeros nuevos y he trabajado con mucha más gente. Antes trabajaba sobre todo con mi familia y Fran Perea, y ahora tenemos un grupo más unido y ha sido un gusto trabajar así esta temporada.

¿Cómo va a ser tu relación con Nacho (Fran Perea) en esta temporada?

Seguirá esa relación de tira y afloja pero el amor ha crecido aún más con tanta prohibición. Se ha hecho más fuerte. Sin embargo, va a seguir siendo dificilísimo. En el fondo es un amor imposible. Además, lo que más me gusta son las películas de amor, esas historias de comedia romántica. Y en esta temporada, leyendo los guiones, me emocionaba muchísimo. Se me saltaban las lágrimas y me sentía super afortunada de poder hacer este tipo de escenas.

En esta temporada llega el padre biológico de tu personaje (Vera) y el de Alex Maruny (Pablo), ¿qué va a significar para ellos? ¿Con qué intenciones vuelve a Calenda Diego (Roberto Álamo)?

Vuelve con la intención de reconquistarnos pero sin hacer muchos méritos y eso a Vera no le gusta nada. Cada uno tiene una reacción diferente. Nuestro padre va a ayudar a Pablo en algunos asuntos y van a tener más afinidad. Eso a Vera le molesta porque no le puede ni ver. Además, ella también siente que es una amenaza para Raúl (Daniel Grao), que para Vera es él su verdadero padre.

Además, Vera conocerá el secreto de los hombres lobo, ¿se involucrará en las tramas de acción y misterio?

A Vera le va a costar mucho creérselo. Hay personajes de la pandilla que se lo creen desde el principio y a mi eso me parecía muy difícil. En cambio Vera tiene una reacción más parecida a la que yo tendría. Tiene una reacción bastante real, lo que pasa es que al final se da cuenta que es una realidad.

Todo el grupo de jóvenes va a estar más involucrado en las tramas de misterio y acción. En la primera temporada yo estaba con mi historia de amor, mis problemas familiares pero ahora vamos a estar más involucrados en los misterios que resolver, cosas que averiguar y más aún desde que nos enteramos de que Joel es un hombre lobo…

En esta temporada se ve un juego entre el grupo de jóvenes más propio de series como “Compañeros” o “Física o química”…

Sí. La pandilla ha cobrado mucha más fuerza a través de la muerte de Salva y con la vuelta del personaje de Álex Hernández. Vamos a estar todos juntos apoyando a Joel. Además, cada uno tiene sus historias individuales. Pablo y Silvia son novios, el triángulo amoroso de Joel, Ricky y Leire… Vera es la única que está un poco más ‘colgadilla’ porque no tiene ningún amor dentro de la pandilla. Ella va a por el mayor.

¿Qué ha supuesto para el equipo de la serie la llegada de nuevas caras?

Mucha frescura y luz a la serie. Son muy buenos actores y hacen personajes llenos de matices y divertidos. Hacen papeles increíbles y han aportado a la serie algo que faltaba.

¿Cómo ha sido el progreso de Vera de la primera a la segunda temporada?

Sigue siendo como era, no hay un cambio exagerado. Sigue siendo bastante cabezota, romántica y lucha muchísimo por lo que quiere, apasadionada… pero a la vez luchando por la gente que le importa, muy cariñosa y con un corazón enorme. He notado un punto de madurez como diciendo ‘voy a luchar por lo que quiero con Nacho y ya está bien de tonterías’.

¿Qué final te gustaría para Vera?

A mi me gustaría que le fuera bien en el amor, que termine bien y pueda estar con Nacho.

¿Existe posibilidad alguna de grabar nuevas entregas?

Es algo que no hemos hablado pero me gustaría volver, aunque depende de la audiencia. Sí cuentan conmigo, volvería sin dudarlo porque Vera es un personaje muy bonito de hacer.

Cuentas con numerosos papeles en televisión, ¿es “Luna, el misterio de Calenda” el proyecto más ambicioso en el que te has embarcado?

He tenido mucha suerte con los proyectos que he tenido. Estuve un año en ‘Amar en tiempos revueltos’ y con ese personaje he aprendido mucho como actriz, compartiendo escenas todos los días con esos actorazos. Es un personaje que empezó siendo una niña y terminó siendo una mujer. Tuvo miles de cambios y ha sido muy importante para mí.

¿Contenta con el spin off de “Amar en tiempos revueltos”?

“Amar en tiempos revueltos” es una serie que siempre ha tenido seguidores y me parece genial que en otra cadena le hayan dado la oportunidad de seguir.

Próximamente te podremos ver también en “Niños robados”, ¿cómo ha sido la experiencia? ¿Qué tal trabajar con actrices tan veteranas como Blanca Portillo?

Increíble. He tenido la suerte de trabajar con actrices muy buenas como Blanca Portillo y Maribel Verdú, entre otros. Pero lo que realmente me llamó mucha la atención, que ya me pasó con Maribel Verdú grabando “Blancanieves”, es la forma de trabajar que tienen tan alegre. Imagino que con el tiempo aprendes a jugar, que es de lo que se trata, a lanzarte.

También participaste en “El pacto”, ¿te gusta el modelo que siguen las TV movies?

Para el espectador está muy bien. Hay personas que no pueden engancharse a series capítulo a capítulo, y las TV movies son como ver una película en dos días. Es una medida bastante buena.

Tu Goya a Mejor Actriz Revelación está aun muy reciente, ¿emocionada? ¿Qué ha supuesto para ti?

Estoy muy feliz por todo lo que me ha pasado, es como si me hubieran dado una especie de empujón. Soy bastante insegura y me viene muy bien. Además, en los momentos que me viene la inseguridad digo ‘bueno, bueno, no lo estoy haciendo tan mal’. Ahora tengo más ganas que nunca de apuntarme a todos los cursos que haya y aprender.

Ahora que también has trabajado en cine, ¿qué es más gratificante para ti, el cine o la televisión?

Sólo he trabajado en dos películas y la gran diferencia es el ritmo. Tienes tiempo para ensayar el personaje. En una película sabes como empieza y acaba tu personaje, en la serie lo vas sabiendo sobre la marcha… pero luego en el fondo es lo mismo, contar una historia. Intentar emocionar, entretener y hacer sentir algo.

¿Por qué te gustaría decantarte en un futuro?

Según surja. Me decantaré según los personajes que me lleguen y me interesen.

¿Cómo te ves de aquí en unos años? ¿Cuales son tus metas como actriz?

Es muy difícil saberlo. En esta profesión es complicado. Me gustaria seguir haciendo trabajos con papeles bonitos y buenos compañeros. Y sobre todo intentar crecer como actriz y no dejar de aprender.

¿Nuevos proyectos?

He grabado “Todos están muertos” de Beatriz Sanchís. Tengo un personaje pequeño pero muy bonito.