Luna El misterio de Calenda

Belén Rueda: “Cada capítulo de la 2ªT es como una película”


Esta mañana se ha presentado ante los medios la segunda temporada de ‘Luna, el misterio de Calenda’. Todos los actores han hablado de la evolución de la serie en esta segunda temporada, sus personajes, las nuevas incorporaciones… “En esta segunda temporada se han abierto nuevos registros de los actores y está siendo una revolución completa”.

El próximo miércoles 13 de febrero vuelve Luna, el misterio de Calenda a las noches de Antena 3. En esta segunda temporada la ficción estará repleta de aventuras, donde el misterio se combinará con unos protagonistas que se dejarán llevar por sus emociones apostando por el amor y poniendo en valor la lealtad.

Todo ello salpicado con finas dosis de humor gracias a la llegada de nuevos personajes que aportarán un soplo de aire fresco a la dramática vida de algunos de los protagonistas. Esta producción de Globomedia para Antena 3 regresa dispuesta a revalidar el liderazgo de la primera temporada, cuando se consolidó como la serie más vista de su día de emisión con una audiencia media por encima del 15,3%.

Esta nueva etapa de Luna, el misterio de Calenda estará protagonizada por unos personajes más cercanos. La familia seguirá siendo uno de los pilares fundamentales de la serie, así como la amistad, que tiene un papel destacado esta temporada y de la que serán emblema tanto los jóvenes como los adultos. Todo ello en un entorno donde no dejan de acontecer sucesos que ponen a prueba la capacidad de los investigadores y disparan las supersticiones y creencias más peregrinas de las gentes del pueblo.

Tras los oscuros y siniestros acontecimientos acaecidos durante la primera temporada, la primavera ha llegado a Calenda y con ella un entorno más luminoso, menos hostil y mucho más propicio para las relaciones afectivas.En esta segunda temporada Luna, el misterio de Calenda contará con la incorporación de Álvaro de Luna, Roberto Álamo, Álex Hernández, Estefanía de los Santos y Alberto López. Cinco fichajes que han enriquecido un reparto integrado por Belén Rueda, Daniel Grao. Álvaro Cervantes, Fran Perea, Lucía Guerrero, Macarena García, Marc Martínez, Olivia Molina, Belén López, César Goldi, María Cantuel, Álex Maruny y Claudia Traisac.

El veterano Álvaro de Luna interpreta a Ernesto, el padre de Sara (Belén Rueda), la jueza de Calenda. Ernesto se traslada a vivir al pueblo con su hija y su nieta Leire (Lucía Guerrero) tras separarse de su segunda mujer. Ayudante de forense jubilado, no pierde oportunidad de inmiscuirse en los casos investigados por su hija, para asombro de la jueza. Además, su fuerte carácter chocará con la personalidad de Marcela (Estefanía de los Santos), la nueva empleada del hogar de la jueza. Marcela es una mujer descarada y tosca que aportará vitalidad y un punto cómico en ese hasta entonces aburrido hogar.

Roberto Álamo da vida a Diego Mendoza, el padre de los adolescentes Vera (Macarena García) y Pablo (Álex Maruny). Ellos nunca habían sabido nada de él. Ahora, 16 años después, ha vuelto convertido en un próspero abogado para administrar las grandes extensiones de tierra que acaba de heredar. Su llegada no será plato de buen gusto para Carola (Belén López), a la que abandonó cuando estaba embarazada; ni para Raúl (Daniel Grao), padre adoptivo de Vera y Pablo, que sospecha de sus intenciones.

Álex Hernández encarna a Ricky, un chico rebelde y problemático pero con un punto divertido y canalla que volverá locas a todas las chicas del instituto. Acaba de volver de un reformatorio y a su llegada se encontrará con Leire, una nueva compañera que llamará rápidamente su atención. Aunque aparenta estar de vuelta de todo, en realidad Ricky es un chico noble, muy preocupado por el bienestar de su hermana pequeña, Lucía (Patricia Olmedo), a la que su madre descuida a menudo.

Alberto López es el agente Medina, compañero habitual de Nacho (Fran Perea). Se toma su trabajo muy en serio, a ilusión no le gana nadie, pero no puede remediar agobiarse por cualquier cosa y meter la pata con frecuencia. Su torpeza a menudo traerá problemas a sus compañeros de cuartel, pero también aportará el toque de humor necesario entre tanta seriedad.