«Un pueblo precioso, rodeado de árboles, en el que nunca pasa nada». Así define Vera a Calenda. Un lugar alejado...