Luna El misterio de Calenda

Análisis del 2×07 de Luna: Respuestas, enemigo revelado y un nuevo ataque


Vera y Pablo empiezan su día con una sonrisa en sus rostros: Es su cumpleaños y disfrutarán con sus compañeros como realmente quieren. Su felicidad se ve difuminada por diversos acontecimientos, el primero de ellos, la llegada de la Asistencia Social en busca de Ricky y su hermana. Pronto se darán cuenta que esta complicación es la más pequeña de todas: El destino de los protagonistas se verá marcado por una tragedia.

 

La visión adulta de Calenda dedica su tiempo a desvelar la verdad oculta durante tanto tiempo. El secreto de la cripta, las aves inconscientes y los campos ardiendo darán con una explicación cuando la madre de Ricky reaparezca dispuesta a revelar todo lo que sabe: Francisco, el alcalde, es un asesino. Por su parte, Olivia no tardará en avisar a su aliado. Si no se deshace de todas las pruebas, acabarán con él. ¿Podrán encerrar por fín al creador de tanta tragedia? Revivelo en este análisis de “Atrapados”.

Bajo tierra

Raúl recobra el conocimiento en la cueva dónde han sido atrapados por la explosión. Al otro lado del derrumbamiento, Sara despierta pero con una viga de madera atravesando su pierna. Está gravemente herida, sin oxígeno y sin nadie que conozca su paradero. Están atrapados. Intentando librarse de ello, Sara cae inconsciente.

En el pueblo, Marcela para evitar que la gente relacione a Sara con Raúl y descubran su romance, miente y asegura que se han ausentado para acudir a una misión en Hinojosa. De regreso a la cueva, la jueza despierta y ante la probabilidad de no despertar, analizan su relación y todo lo vivido, el amor por el que lucharon y los problemas a los que se enfrentaron.

 

“Ahora me doy cuenta de todo el tiempo que hemos perdido, ¿tú sabes cuántas veces he querido besarte y no lo he hecho?”

Mechero en mano, Raúl comienza a avanzar por la cueva hasta dar con una compuerta en el suelo. Aparentemente parece un pozo pero la caída es demasiado grande. Siguiendo una apertura de aire, una salida, halla un lugar por el que Pando logrará llegar a la superficie, regresar a la comisaría e indicarles dónde se encuentra Sara. Será su salvación.

“-¿Dónde estoy? +Viva”

Cacería

Deseando feliz cumpleaños a sus amigos, Ricky será interrumpido por Nacho. Una vecina ha avisado de la ausencia materna durante un mes y vendrán a buscarles. Cuando el mayor de los hermanos se despide de Lucía, su madre reaparece para ayudar a la policía. De este modo, Ricky se ve más seguro y regresa con los demás para prepararle una trampa al cazador. El grupo deja un mensaje citando a Diego.

  

“Yo no soy un asesino y él no lo sabe. Juego con ventaja”

El cazador acude al aserradero a la vez que Leire y Joel percibe que está en peligro gracias a su instinto. Diego la ataca creyendo que ella es la bestia hasta que Joel se abalanza sobre él, arrojándolo varios metros hacia adelante y poniéndola a salvo. A punto de matar al licántropo, cuando ve que Pablo acude junto a Silvia y Ricky allí, Diego ve prudente dejarlo ir y huye.

 

A pesar de todo, cuando va al cumpleaños de sus hijos, halla un papel ensangrentado y a un chico herido en un brazo: Es Joel. Él es el hombre-lobo y ahora su peor pesadilla, lo sabe.

“En nombre del bien, sal aquí fuera y enfréntate conmigo”

17 besos

Por su cumpleaños, Nacho le deja un mensaje a Vera en una Coca-Cola: Le dará 17 besos, uno por cada año cumplido. De este modo, el chico lográ animar a Vera entre tanto problema, jugando a lo prohibido y queriéndose como nadie. Sin embargo, cuando todo se complique en el cuartel, la hija de Carola pasará a ser la diana del enemigo de Calenda…

 

La luz entre la oscuridad

La madre de Ricky y Lucía, Elena, ha vuelto para ofrecerles un trato a la policía. Aportará información a cambio de que no le quiten a sus hijos. Entre la espada y la pared, y al revelar que conoce datos sobre el alcalde, la mujer se confiese igualmente apoyada por Marcela. Ha regresado para informar a Calenda del peligro que conlleva tener un alcalde como Francisco: Es un asesino.

“El alcalde es un asesino. Asesinó al hombre que apareció en la cripta”

Elena cuenta que las noches de luna llena, un camión entra en la reserva y sale antes del amanecer. Su novio le contó que una noche hubo un accidente y que el conductor huyó tras ver el contenido de este. Cuando Fernando lo descubrió, ordenó deshacerse de él y lo encerró en la cripta: Era el armenio. Una vez encontrado, lo mató así como su novio lo ha visto. El problema es que él también ha desaparecido, seguramente muerto. Elena ha vuelto temiendo lo peor y que el alcalde fuese a por ella.

“La madre que lo parió. Y yo lo he votao en las últimas lecciones. ¡Nunca más, nunca más!”

Olivia se reúne con Fernando para informarle que Elena Villanueva ha hablado y si dan con alguna prueba material, podrán acabar con él. La mujer le asegura que si hay algo que le pueda incriminarle, debe de deshacerse de ello. Cuando se va con un sobre de 30.000 euros, Olivia cumple su parte. Ha sido todo un engaño. Está colaborando con la policía y ha conseguido lo que buscaba: Fernando llama a Vicente, un camionero, para que deshaga del vehículo. Murillo capta la llamada y logra identificar de dónde proviene. El grupo se apresura a acudir al punto dónde el colaborador de Paco contestó y pronto detendrán el camión.

 

En el interior, darán con un tremendo olor a putrefacto, cadenas y rastros de sangre. Analizando todo y dando con las piezas que faltaban del puzzle, Murillo descubre que Fernando ha estado vertiendo en los túnelos residuos tóxicos, los cuales en estado gaseoso, produce desmayos. Por eso la gente del pueblo cayó y las aves se desvanecieron. Todos son fugas que emanaban por los túneles. A su vez, es probable que la enfermedad provenga de esto: Tomás, Leire. Todo es culpa del alcalde.

“Llevamos meses persiguiendo fantasmas”

Cuando Fernando es retenido y Raúl regresa, el primero desvela que tiene un aliado en el cuartel, Basilio , y se altera notablemente al oir que Pando ha dejado abierto la trampilla: “Nos vas a matar a todos”

Ruptura

Tras el ataque del cazador, aún con su identidad oculta, la vida de Joel corre serio peligro. Leire le da todo el amor que puede pero Fernando la buscará para ponerla sobre aviso: Debe dejar a su hijo para que abandone Calenda. Si se queda en el pueblo, le matarán y ella será, indirectamente, partícipe de su fin.

“Déjale. Tú le olvidarás y él te olvidará a ti. Pero si se quede, va a morir y va a morir por ti”

Dolida y temiendo perder a su chico, Leire toma la drástica decisión de acabar con su relación: No pueden seguir juntos. Así, la hija de Sara corta antes de que sea peor con el amor de su vida. En un principio no habrá marcha atrás, pero pronto verá que no tenerle es más duro de lo que piensa.

“Quiero dejar de quererte. Yo me voy a olvidar de ti, me cueste lo que me cueste”

Vera terminará visitando a su amiga para animarla a ir arreglada a su cumpleaños, pero al verla desanimada, logra sacarla una sonrisa al hablarle sobre Joel. Así, en mitad de la fiesta, la joven regresa con su chico y le asegura que solo quiere estar con él.

“Joel no te va a olvidar nunca, nunca. No lo puede evitar, es su naturaleza. Es tan bonito, es amor inmortal. […] Yo prefiero vivir hasta los 18 con Nacho que hasta los 120 sola y amargada. No seas tonta y disfrútalo”

A pesar del retorno, Joel le confiesa sus futuros planes a Ricky: “Tarde o temprano, Leire me va a olvidar y que muy cerca tiene un tio cojonudo”. El  hijo de Fernando va a dejar Calenda de verdad y abandonará su vida, dejando atrás todo cuanto quiere.

Un mensaje para Leire

Mientras Pando se apresura a buscar ayuda, Sara reflexiona sobre su hija y habla sobre aquello que le gustaría decirle si la tuviese delante en tan trágicos momentos.

“Me gustaría decirte cariño, que te quiero. Que te quiero mucho”

“Me gustaría decirte que tengo pánico a equivocarme, a no saber como hacerlo bien. A veces te miro y por un instante tengo la sensación de que he acertado y al instante siguiente, tengo la sensación de que me he equivocado en todo”

“Me gustaría decirte cariño que cuando naciste, no me imaginaba que se pudiera querer a alguien de esta manera, que algo tan bonito pudiera existir gracias a mi”

“Me acuerdo que cuando eras pequeña, creía que eras mía  Tenía tantas cosas que contarte y tantas cosas que enseñarte, y soy yo la que ha aprendido de ti. “

Desenlace letal

En la comisaría, cuando trasladan a Francisco, Basilio libera el seguro de su pistola, hecho que Vera ve, para que su superior coja el arma y toma dos rehénes: Olivia y Vera. Ahora todo está a su favor, ¿cómo desembocará tal situación?

“Os juro que las mato”

En el bosque, en el interior de la cueva y bajo la trampilla, un rugido emerge de las profundidades. La bestia se ha despertado y tiene las puertas abiertas…

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!